Juega y gana
responsablemente
Juega y gana responsablemente

¿Qué es exactamente la ludopatía?

La ludopatía se entiende como un fenómeno que impide que una persona se pueda resistir a los impulsos a jugar.

No obstante, la catalogación de esta alteración como enfermedad psicológica ha creado algo de controversia a lo largo de los últimos años.

Primeramente, se clasificó la ludopatía como un trastorno del control de impulsos en el cual, la persona que lo padece no posee recursos suficientes como para resistirse a sus impulsos de jugar.

No obstante, posteriormente, un gran número de investigaciones reformularon las bases de esta enfermedad mental, y se concluyó que la ludopatía constituye un trastorno adictivo.

Así pues, la ludopatía no se caracteriza por una simple incapacidad de controlar los impulsos a jugar, sino que la persona que padece este trastorno psicológico desarrolla una adicción al juego.

De este modo, la ludopatía se asemeja en múltiples aspectos a las adicciones químicas o drogadicciones.

Mientras un drogadicto busca y desea en todo momento el consumo de una sustancia para su bienestar y gratificación, un ludópata hace lo propio con el juego.

Por lo tanto, la ludopatía acaba constituyendo una adicción conductual, en la que la persona necesita jugar de forma reiterativa para cubrir las exigencias de gratificación de su cerebro.

Cuando un ludópata se priva de su deseo más preciado, es decir, del juego, puede experimentar sensaciones parecidas a las que padece un drogadicto cuando no puede consumir.

Con esta más que breve revisión sobre este trastorno mental, vemos claramente que la persona que padece ludopatía se encuentra enganchada al juego, por lo que superar esta adicción siempre va a ser una tarea muy complicada.

A continuación comentaremos 10 consejos que pueden resultar muy útiles para ayudar a un ludópata a superar su adicción al juego.

Como salir de la ludopatía

Acepta que tienes problemas con el juego

El mayor paso a dar en el tratamiento de la ludopatía es aceptar que se tienen problemas con el juego.

Se requiere coraje y fuerza para hacerlo, especialmente cuando se ha perdido una gran cantidad de dinero o se han perdido relaciones por el camino.

Sin embargo, es un paso necesario, y muchas personas que han superado este problema lo han tenido que dar.

Superar el problema no es sencillo, aunque se puede si buscas apoyo y sigues el tratamiento.

 

Toma decisiones y resiste la tentación

Antes de comenzar el juego, se ha tomado la decisión de hacerlo.

Si tienes la urgencia de apostar, para de hacer lo que estas haciendo y llama a alguien o piensa en las consecuencias de tus acciones. No prestes atención a los pensamientos sobre el juego y haz alguna otra cosa de forma inmediata.

Por otra parte, recuerda que las probabilidades están en tu contra. Lo normal es que pierdas. No veas el juego como una oportunidad para salir de tus problemas económicos.

Algunas formas de controlar el impulso son:

Pide al casino que te impidan la entrada.

Si eres adicto a juegos online, instala un bloqueador de páginas web de este tipo. En caso extremo deshazte temporalmente de laptop/computadora o del smartpgone, hasta que superes el problema.

Posponer el juego: di a ti mismo que jugarás 5, 15 o 60 minutos más tarde, dependiendo del tiempo que crees que puedes controlar. A medida que esperas, la urgencia de jugar puede pasar

Buscar apoyo: llamar a familiares, amigos o ir a grupos de encuentro con personas con el mismo problema

Hacer otra cosa: limpiar, ir al gimnasio, ver una película…

Evita el aislamiento: busca nuevas formas de construir relaciones personales

Piensa en las consecuencias y en cómo te sentirás si caes en la tentación

Controla tu dinero

No puedes jugar sin dinero: deshazte de tarjetas de crédito, ahorra y no pidas dinero prestado.

Deja que otras personas se hagan cargo de tu dinero, que el banco haga los pagos automáticos y pon límite a la cantidad de efectivo que puedes sacar.

 

Planifica tu tiempo

Si no tiempos para jugar no lo harás.

Planifica actividades de ocio saludables y que no tengan nada que ver con el juego.

Evita lugares relacionados con el juego

Minimiza al máximo la posibilidad de jugar evitando los lugares cercanos o que te recuerdan a los lugares donde juegas.

También puedes decir al establecimiento que tienes problemas con el juego y pedirles que restrinjan tu entrada.

Además, bloquea tu entrada a páginas web de apuestas. En google extensions tienes extensiones que lo hacen.

Busca otras actividades en lugar del juego

Merece la pena que reflexiones sobre las diferentes formas en las que intentas tratar con situaciones estresantes o irritantes.

El estrés, la depresión, la soledad o la ansiedad pueden desencadenar el juego o empeorarlo.

Para despejarte del trabajo o de la vida familiar hay muchas otras actividades con las que te puedes divertir.

Actividades mucho más sanas y que tendrán consecuencias positivas en tu salud son.

 

Pasar tiempo con amigos

Buscar nuevos hobbies

Hacer ejercicio

Técnicas de relajación

Leer libros

Practica la terapia cognitiva-conductual

Esta terapia se centra en cambiar pensamientos y comportamientos insaludables relacionados con el juego, como racionalizaciones o creencias limitantes.

 

También ayuda a los ludópatas a:

Combatir los impulsos que tienen de jugar

Tratar los problemas relacionales surgidos tras la adicción

Tratar con problemas financieros o laborales

Visitar a un psicólogo no quiere decir que seas débil o que no puedes controlar tus problemas, sino que eres lo suficientemente inteligente y responsable como para darte cuenta que necesitas ayuda.

 

Mantén la recuperación

Cuando logres superar la adicción, es posible que vuelvas a recaer.

Para ello, es fundamental que establezcas ciertos hábitos saludables que reemplacen al juego:

Para relajarte: el deporte, técnicas de relajación, meditación o masajes.

Para socializar: aprende habilidades sociales, encontrar nuevos amigos, ir a una ONG, apuntarse a clases de alguna actividad…

Soledad o aburrimiento: encontrar una nueva pasión como deporte, música, arte, libros…

Busca ayuda de asociaciones u organizaciones de tu país

Es muy probable que en tu país o ciudad haya organizaciones especializadas en ayudar a las personas que tienen problemas con el juego. Ellos tienen experiencia y te sabrán asesorar.

Que no te dé vergüenza llamarles, tienen cientos de casos como el tuyo y su voluntad es ayudar a las personas a superar la ludopatía y rehacer sus vidas.

¿Por qué los jóvenes no juegan La Lotería?