Juega y gana
responsablemente
Juega y gana responsablemente

¿Qué es el juego responsable?

El Juego Responsable es una decisión racional y prudente de las elecciones de juego disponibles teniendo en cuenta la situación y las circunstancias personales del jugador, de modo que jugar no se convierta en un problema. Por tanto, supone que el consumidor debe tomar decisiones informadas y educadas cuyo fin sea entretenerse sin nunca jugar más de lo que se pueda permitir.

 

Sportium siempre ha tratado de garantizar que la actividad de juego sea saludable y evitar todo lo posible los riesgos del paso de un consumo normal a un consumo patológico que puedan ocasionar las apuestas deportivas o el casino. El Juego Responsable debe ser una actividad de ocio y entretenimiento y nunca interponerse en las obligaciones familiares, sociales y profesionales. 

 

A parte de los operadores de juego, hay más actores implicados para el Juego Responsable: la administración; que se ocupa de regular la actividad para evitar las consecuencias negativas de un juego no responsable, y las asociaciones; que se esfuerzan en divulgar, concienciar y prevenir las consecuencias del mal uso de las distintas ofertas de los operadores.

Día Internacional del Juego Responsable

El Día Internacional del Juego Responsable se celebra el 17 de febrero. La primera edición tuvo lugar en 2008, y  fue organizada por la European Gambling and Betting Association.

Consejos para jugar de manera responsable

Los consejos de Sportium para jugar de manera responsable

A continuación te presentamos una serie de consejos que te recomendamos seguir para asegurarte de que realmente eres un jugador responsable:

El dinero no debe llegar a obsesionarte, simplemente juega por diversión.

 El juego es tan sólo una forma más de tener ocio, busca otras actividades a parte.

Juega por diversión, disfrutarás cuando ganas, pero considera que también puedes perder.

¡Nunca apuestes más dinero del que puedas permitirte!

Juega solo el dinero que hayas decidido destinar a la diversión y no utilices el dinero que destines habitualmente a tus gastos comunes. 

Fija un tiempo límite para no pasarte más tiempo del que hayas decidido pasar jugando.

Las apuestas deportivas y el casino online no son la solución a tus problemas. Si estás pasando momentos complicados, no juegues.

No pidas dinero prestado para jugar

¿Por qué los jóvenes no juegan La Lotería?